Chemex 3 Tazas Cuello de Madera

MARCA DEL PRODUCTO
Chemex

$ 39.000

Tamaño para tres tazas.

Esta versión trae un elegante mango de madera para evitar quemaduras con la superficie del vidrio.

Para usar tu Chemex necesitarás filtros, los puedes encontrar en el siguiente enlace:

Filtros Chemex 3 tazas

Te recomendamos utilizar tu Chemex con estos productos:

Molinos Manuales

Molinos eléctricos

Teteras Buono Hario

Balanza Hario Negra - Balanza Hario Acero Inoxidable

Cafés de distintos orígenes

Suscripción a nuestro café de especialidad

Si solo quieres saber cómo se prepara ve al final del texto donde hay imágenes y un paso a paso de una receta recomendada.

Hablemos sobre la Chemex;

Muchos de los sistemas que utilizamos frecuentemente en la extracción del café están basados en métodos de laboratorio, es por esto que Chemex logra ser tan especial, es un método de extracción preciso, está enfocado en retener aceites superficiales y lograr una bebida muy limpia y bastante diferenciable una prensa francesa, lo cual no quiere decir que sea precisamente mejor, sino que está enfocada en resaltar y evitar otros perfiles en la bebida resultante, lo que para cualquier amante del café resulta perfecto, mientras más métodos y orígenes tengamos mejor.

En 1943 el químico Peter Schlumbohn (Adjudicado con más de 3000 patentes) creó este apasionante sistema basado en la combinación de dos piezas químicas el Matraz Erlenmeyer y el embudo de vidrio clásico de laboratorio. A simple vista se ve la similitud con estos instrumentos clásicos de la química, incluso en la actualidad mantiene el “botón” de vidrio utilizado antiguamente en algunos instrumentos para marcar un punto medio aproximado de su volumen utilizable y la razón es la misma, marca aproximadamente la mitad de su capacidad - 500 ml en la Chemex clásica de 6 tazas -. 

La Chemex fue lanzada al mercado con mínimas variaciones hasta la actualidad, el cristal de borosilicato fabricado por Pyrex está enfocado en ser delgado, pero lo suficientemente resistente a las altas temperaturas y a cambios moderados de frío a calor o viceversa, además permitir una fácil limpieza basa en agua caliente, este vidrio es no es absorbente de olores; con una simple limpieza y secado con una superficie no residual debiese quedar ningún rastro de su uso anterior.

Chemex es uno de los sistemas preferidos entre los exigentes del café, y es un objeto de culto en el área del diseño. La Chemex clásica de 6 tazas está en exhibición permanente en grandes museos del mundo como el Museo de Arte Moderno de Nueva York, Museo Smithsonian y Museo del vidrio de Corning y en distintas casas de diseño. También la puedes ver en series y películas como Friends o Desde Rusia con amor de 007.

Los filtros de papel diseñados para la Chemex (oxygen cleansed) son un 20 o 30% más pesados que los filtros tradicionales de modo de retener aceites suspendidos y contener con muchísima eficiencia los sólidos de la molienda, así obtienes una bebida muy “limpia”.

La forma de poner el filtro es importante, para muchos, en un principio, puede parecer que está mal puesta, pero no, resulta que absolutamente todo está pensado con este método, un lado tiene que ir solo una capa de filtro mientras las otras 3 se cargan hacia la boquilla, precisamente para mantener la forma cónica cuando pase el agua y no generar una sobre-extracción en el lado de la boquilla, la cual está pensada en funcionar como entrada de aire para el intercambio de volumen (líquido – aire) mientras preparas la bebida y como decantador para servirla una vez lista. En el paso a paso de más abajo hay fotos.

Formas de preparar una Chemex las hay muchas, similares, pero muchas, aquí te recomendaremos una más o menos estándar, para que con el tiempo puedas ir variando y disfrutando los distintos orígenes y varietales. Muchos suelen temer bastante a su uso, pero con ciertas consideraciones no tendría por qué salir mal.

Molienda:

Muy importante es que te fijes en el tamaño de la molienda, si bien hay muchos que discuten frente a este tema hay algo que considerar, esta debe ser algo más delgada que la molienda de una prensa francesa, idealmente que se vea granulado pero no tanto como en una prensa. Considera que el método es por goteo, lo que significa que hay un punto en que se concentrará la extracción, este punto es la esquina inferior del filtro cónico, donde la presión estará ejercida por el peso del agua y café que tenga sobre este. Teniendo esto en cuenta, un buen resultado está estrechamente relacionado con esto; una molienda muy gruesa resultará en un paso muy acelerado del agua por los granos y dado que los filtros retienen bastantes aceites suspendidos, el resultado será muy plano, predominantemente ácido y muy falto de cuerpo y carácter. De lo contrario si la molienda es muy fina, el agua tenderá a estancarse en la base de la extracción generando un paso muy lento que terminará por extraer sabores amargos indeseados. Considerando esto, no vale la pena una Chemex acompañada de una mala molienda, los molinos de muelas (y no de aspas) serán totalmente necesarios, si requieres de un buen molino puedes buscar aquí: Molinos Cafestore.

Temperatura:

La temperatura, debe ir idealmente entre 88 a 94 grados, no es necesario ser tan específico, puede ser más caliente, pero hay quienes así lo prefieren cuando usan Chemex, esto es similar a la temperatura recién hervida pasado unos 3,5 minutos, en un día de 21 grados temperatura ambiente.

94°C: hervido menos 3 minutos 30 segundos (aproximadamente)

88°C: hervido menos 11 minutos (aproximadamente)

Ratio:

Cuando vas por la Chemex es muy posible que te encuentres con baristas hablando de ratios, un ratio es una proporción entre gramos de café por cantidad de agua (gr/ml); uno recomendado es 0,060 gramos de café por litro de agua, recuerda que esto no es obligatorio, es recomendado. Este ratio significa que se usan 60 gramos de café por un litro, claro que es poco común hacer un litro, pero esto es muy útil considerando que eso significa que con 30 gramos puedes hacer medio litro, eso sí es posible y de hecho está marcado en el “botón” de vidrio (donde empieza el “botón” hay unos 500 ml en el modelo de 6 tazas).

¿Cómo se usa un ratio? Fácil, multiplica ese número por la cantidad de ml de café que quieres extraer y obtendrás la cantidad en gramos de café que deberías moler.

Si miras la Chemex de lado, verás que sus curvas significan ciertas cosas, primero, el “botón” de abajo indica aproximadamente 500 ml y justo por debajo del punto donde termina la boquilla decantadora está el máximo de capacidad (890 ml) – en el modelo de asas, el máximo está marcado por el punto inferior de la asa -. Si bien parece que entra un litro porque el punto de inflexión de la boquilla marca 1 litro, no se debe porque en ese caso el filtro quedaría sumergido cuando vayas terminando la extracción, así que ese punto es solo de referencia. ¿Por qué las referencias? A todos nos ha pillado que nos vamos de viaje y se nos olvida algo, la pesa, o bien se queda sin baterías, para eso mismo están estos puntos aproximados, en caso que que no la tengas a mano la puedes hacer medio al ojo, tengas algo de café y práctica, no te quedarás con las ganas.

¿Cómo se usa?

Bien, vamos paso por paso a preparar una Chemex, esta es una receta sugerida:

Paso 0:

Comienza por calentar el agua. Recuerda calentar un poco más ml de los que usarás para limpiar el filtro.

Paso 1:

Muele el café con la molienda adecuada, gruesa, pero menos que para una prensa, en este caso usaremos 21 gramos de café para 350 ml de agua.

Paso 2:

Toma un filtro de Chemex hecho para tu modelo, recuerda que el modelo de 3 tazas usa un tamaño y el de 6 tazas otro, en este caso usaremos el de 6 como ejemplo, pero es basicamente lo mismo, se doblan distinto, pero lo importante es que queden 3 capas hacia el lado de la boquilla decantadora y uno en el lado opuesto.

Filtros para Chemex 3 tazas

Separa una sola capa del filtro y ábrelo, deben quedar 3 hacia un lado como en las fotos.

Paso 3:

Esto es importante, hay que lavar el filtro, eso significa pasar agua caliente por toda la superficie de éste, de modo de limpiar el “sabor a papel” y humedecer el filtro, no quieres que el filtro se quede con tu café, de esta forma evitarás que se queden demasiados aceites en el filtro y tu bebida salga plana, solo que retenga lo justo, además con esto calentamos levemente la superficie de vidrio y así este no baja grados en la extracción, con el tiempo verás que los grados si hacen la diferencia y comenzarás a pasar bastante tiempo experimentando.

El agua que pasó por la limpieza del filtro debe ser descartada y no considerada como peso o parte de la bebida. Ahora ya estás listo para comenzar la extracción.

Paso 4:

Es altamente recomendable utilizar una balanza para brewing en este caso, esta permite pesar con precisión, no se descalibrará por una ascendencia continua de gramos y vienen con cronómetro incorporado. Si no tienes una aquí puedes encontrar la que nosotros usamos y recomendamos, puedes utilizar una balanza de casa común, pero es poco probable que sea capaz de leer con rapidez el peso en ascensión, puede que con el tiempo se descalibre y que no resista la humedad en caso de gotear algo al momento de preparar café.

Deposita el café en el filtro, tara la balanza (eso significa llevarla a cero para que no considere el peso de la Chemex y los granos como parte de la bebida) y comienza por depositar más o menos el doble del peso del café en agua, esto significa que si pusiste 10 gramos de café usarías 20 gramos de agua. Es bueno medir el agua en gramos ya que un gramo en agua es un ml (esto solo es válido para el agua), así puedes utilizar la pesa para ver cuantos ml ya estás extrayendo, considera que parte de estos están en los granos y no bajan tan rápido como para poder medir los ml desde el depósito inferior de la Chemex.

Una vez hayas vertido la primera parte de agua (equivalente al doble del peso de los granos molidos) detén el vertido y espera unos 30 segundos, es importante que no te apresures y deposites el agua mojando en lo posible, toda la superficie de manera equitativa, verás que los granos se hinchan, esto está bien, se llama Blooming y es el proceso donde el café elimina CO2 almacenado desde el tueste. A la vez, el café, que es como una esponja, estará preparado (hinchado) para que el agua pase por su interior y las partículas que deseas sean extraíbles. No te alarmes por el CO2, es muy poco y es volátil, o sea se irá al aire y no a tu bebida.

Es importante que los granos tostados retengan CO2 porque este actuará como capa impermeabilizadora manteniendo el café en buenas condiciones mientras es almacenado, ojo que ayuda pero no es infalible.

En este momento apenas caerá agua desde el filtro, está bien, esa es la idea

Dependiendo de qué tan reciente sea el tueste, verás mas o menos hinchazón

Paso 5:

Luego puedes seguir con el proceso, es importante ir vertiendo el agua con movimientos espirales y abarcando a conciencia toda la superficie de la extracción de modo que esta sea pareja.

Vierte el faltante, hasta que los gramos de la balanza sean iguales a los ml que querías obtener. Es importante mantener un vertido parejo, constante e ininterrumpido hasta llegar a la cantidad deseada (esto puede requerir algo de práctica y ayudará a obtener una buena Chemex). Idealmente se debe cumplir en un total de 4 minutos, si no cumples con esos 4 minutos no quiere decir que esté mala, simplemente eso depende de la molienda que usaste y de tu forma de verter el agua, el tiempo es un referente para practicar y tenerlo en consideración cuando hagas preparaciones con café, este te permite determinar si es que tu molienda fue muy fina si es que demora mucho o muy gruesa si es que filtró muy rápido.

Paso 6:

Disfruta tu Chemex. Te recomendamos tomar nota de esta extracción y seguir probando distintos ratios, con distintas temperaturas y distintos orígenes, esto es lo entretenido que que el café sea tan complejo.

Recuerda que Sábado por medio tenemos clases abiertas a quien quiera participar en la cafetería Ubuntu (Hamburgo 1818, Ñuñoa, Santiago), allí puedes aprender sobre distintos métodos y que conversemos un poco de nuestra pasión.

También puedes encontrar suscripciones de café a tu casa (por el momento solo Santiago) aquí - SUSCRIPCIONES - vamos cambiando orígenes y varietales constantemente, así siempre tendrás un café nuevo para entretenerte y disfrutar.


Compartir: